Venden burritos y paletas para seguir pagando el tratamiento de su hija con glaucoma

0

Tijuana. -Hace un año, la señora Karina Hernández dio a luz en Ciudad de México a la pequeña Romina. La bebita nació con glaucoma, una enfermedad que le impide ver adecuadamente y que no pudo ser tratado de forma inmediata debido a que los hospitales se llenaron rápidamente a causa de la pandemia del COVID, situación que obligó a la familia a migrar hacia Baja California para tratar de ayudar a su hija a lograr la visión.

 

El costo de la operación de Romina es de 2 mil dólares, dinero que su familia empezó a reunir a través de la venta de burritos y paletas. Hasta este domingo faltaban 300 dólares, cantidad que esperan recaudar con el apoyo de la agrupación COPS mediante la venta de aguas en el crucero de la glorieta Cuauhtémoc en la Zona Río.

 

“Lo que quiero es ayudar a mi hija a tener la visión, y seguramente la operación del próximo viernes 28 de marzo no sea la única que necesite”, explicó Karina Hernández, mamá de Romina.

 

La señora Karina, pide a los ciudadanos que abran su corazón y que la apoyen comprándole aguas.

Comentarios
Cargando...
Open chat