Ultimate magazine theme for WordPress.

Reusó de agua es símbolo de economía

0

Tijuana.- El 95 por ciento del agua que llega a la zona costa de Baja California viene de la cuenca del Río Colorado y se bombeó a un kilómetro de altura en La Rumorosa, por ello es inaceptable el usarla una sola vez, dijo el ingeniero José Carmelo Zavala Álvarez, titular de la Subsecretaría de Desarrollo Sustentable del Estado.

En entrevista para el Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA), el subsecretario indicó que, en números redondos, se importan alrededor de cinco metros cúbicos por segundo, por lo que es inaceptable el no contar con la infraestructura completa para usar esta agua más de una vez y aprovechar la que se procesa en las plantas de tratamiento.

Transportarla desde Mexicali, destacó, es un esfuerzo descomunal, así que el reto que tenemos es construir la infraestructura necesaria para que el agua se empiece a reutilizar y que este reúso sea un símbolo de una economía circular en el estado, más por tratarse de un recurso que empieza a limitar las posibilidades de desarrollo de Baja California.

En números redondos, remarcó, son cinco metros cúbicos por segundo los que se traen del Río Colorado para abastecer no solo Tijuana, sino la zona costa en general, porque parte de esa agua llega hasta Ensenada, de modo que usarla una sola vez y tirarla es un absurdo desde el punto de vista económico y una grosería desde el punto de vista ambiental.

“Si usamos tecnología para traer el agua hasta la zona costa, no tendríamos por qué dejarle a la naturaleza la siguiente etapa; o sea, usar el agua y dejar que por gravedad llegue al río, a un arroyo o cuenca hasta terminar en el mar; tendríamos que seguir usando tecnología para cerrar ciclos y hacer el ciclo del agua más corto, promoviendo su reúso”, dijo.

Lo incongruente de tantos años de manejo poco inteligente del agua, opinó Zavala Álvarez, es que tenemos unas pocas plantas de tratamiento que tratan el agua muy bien, que tienen un agua de calidad para reúso, pero existe un rezago de infraestructura para poder hacer un mejor aprovechamiento de esas aguas tratadas.

“El problema es no haber construido una infraestructura completa del agua, porque traemos el agua, hay lugares donde ya surtimos agua, pero no hay drenaje; luego en otras zonas hay drenaje, pero no hay tratamiento; luego hay tratamiento, pero no reúso por falta de infraestructura, porque no hay tubo morado”, criticó.

Ya usamos tecnología para transferir el agua de la cuenca del Río Colorado a la cuenca del Río Tijuana, añadió, ahora necesitamos un tubo para el agua limpia, un tubo para el agua de drenaje y un tubo para poder distribuir el agua morada, estos tres tubos deberían ser una infraestructura básica en el desarrollo de la ciudad, para que no estemos tirando el agua.

“En varias plantas de tratamiento, como en La Morita o en Los Olivos, tienen agua de muy buena calidad, pero lo que se hace con ella es ponerla en el río, en el canal, donde terminará por volverse a contaminar; después llegará a una planta de bombeo para ser reintroducida a un colector y mezclarse con el agua no tratada”, comentó.

En Tijuana hay proyectos de reúso de agua, afirmó, uno de ellos es crear una nueva planta de tratamiento en Punta Bandera, porque la actual es muy vieja y no realiza un buen tratamiento; el proyecto es hacer una nueva y mandar ese más de un metro cúbico por segundo hasta Valle de Guadalupe para casi duplicar el área de viñedos, de cultivo de uva.

“Podemos tener plantas pequeñas, de dos o tres litros por segundo, como el Ecoparque, en diferentes taludes e ir revegetando la ciudad, esa podría ser una manera de reusar el agua; el Ecoparque utiliza pequeñas cantidades de agua del vecindario, por los taludes mismos, por las pendientes, la trata en ese sitio y con ella revegeta”, ejemplificó.

José Carmelo Zavala aclaró que hay otras áreas de oportunidad a nivel local, como es el reúso de agua para forestar, algo que ayudaría a modificar los microclimas y permitiría mejorar la calidad de vida, la calidad del aire y la plusvalía de las propiedades, aprovechando tantos taludes que pueden estabilizarse.

“Hay muchos taludes en los que no es adecuado construir y que podrían ser estabilizados con llantas, con el sistema de la empresa Yantek; revegetados, esos taludes podrían ser senderos para caminar o hacer deporte en los vecindarios, tenemos unos cortes gigantescos por allá por el bulevar 2000 para construcción de naves industriales, por ejemplo”, consideró.

 

Comentarios
Cargando...
Open chat