La noche de los nahuales ||Benjamín M. Ramírez

0
La noche de los nahuales || Benjamín M. Ramírez

PERCEPCIONES

EL DEBATE QUE NO FUE: DEL MOCHA OREJAS AL MOCHA MANOS… O EL PAÍS DE MANCOS.

 

A los delincuentes se les debe cortar las manos (El pony Rodríguez).  ¿Y a los que falsifican firmas?

 

Me sorprendió que durante el debate —aclaro que no fue debate— sobresalía la sonrisa cínica de Anaya. Quizá por nerviosismo asistido, o la intranquilidad de estar frente al gigante que no logrará alcanzar. En una percepción muy personal, me pareció ver sus propuestas ambiguas, sin sustentos y ajenos a la realidad de los que sufren el día a día, con sus pesares y cansancios. Tal como lo recita la canción, aquella famosa durante la guerrilla salvadoreña, “Casas de cartón”. Por supuesto que el candidato azul es ajeno a estos afanes porque su familia reside en Atlanta y porque puede hacer negocios al amparo del poder. Te recuerdo Anaya que amnistía no sólo es perdón ni condonación. Aprende de la experiencia de Sudáfrica.

 

Son sólo algunos apuntes que me permito someter a su consideración y que las redes sociales no han dejado pasar inadvertidos. En serio, que casi me voy de bruces ante tantas inconsistencias, esas las del cuasi-debate.

 

Pude percibir a Margarita pregonando justicia. Sí, Margarita, justicia para los niños fallecidos en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora. Justicia para los miles de desaparecidos durante el sexenio de Felipe Calderón. Justicia para los millones de pobres sumidos en la pobreza extrema. Justicia para el indígena sobreexplotado.

 

Asimismo, mi percepción pudo apreciar al más mentiroso de todos, sin calidad moral alguna que lo respalde, Jaime Rodríguez, el pony. Su propuesta de seguridad para todos los mexicanos raya en lo absurdo. “Mocharle la mano al delincuente”. No sé si debemos incluir en esta propuesta al que presenta firmas alteradas, falsas o inexistentes ante una autoridad. El INE cometió errores y ello lo ha catapultado a estar en la boleta electoral.

 

Recuerde que el pony Rodríguez fue gobernador de Nuevo León y no creo que los neoleoneses hayan quedado encantados con tan pocos y pésimos resultados. Recordarle también que a pocos días de su elección aseguró que él gobernaría Nuevo León y lo que sí hizo fue empezar su campaña rumbo a la presidencia. Un delincuente en la boleta electoral y su pésima y absurda idea de aplicación de la justicia para brindar seguridad.

 

El más desangelado de los candidatos fue sin duda José Antonio Meade (Mid). Algunas cosas rescatables como el de “la corrupción duele pero duele más la impunidad”. En serio, no sabía si reírme o aplaudirle a tan formidable payaso. Él, que siendo titular de la SHCP no pudo “detectar” los desvíos de miles de millones de pesos del erario público de los gobernadores, la mayoría emanados del partido que lo respalda, y que pudo estar con Javier Duarte mientras a los niños veracruzanos se le suministraba agua con sal en lugar de su tratamiento con quimioterapias. En serio que eso es no tener corazón. Además, no ha logrado aclarar el desfalco en SEDESOL, y los desvíos millonarios y  la triangulación de recursos del erario público cuando fue su titular y la complicidad con Rosario Robles. El perdedor de este cuasi-debate. Espero que pronto pueda tener los dos departamentos que AMLO le regaló en caso de que se le comprobara.

 

El único sereno, morigerado y atento a los embates de sus contrincantes fue el de Macuspana, AMLO. En un cuasi-debate preparado a modo para destrozar al puntero, con el formato de tres periodistas que siempre pueden ser cuestionados por su visión parcial de los hechos que presentan en la televisión, empleados del duopolio televisivo, también buscaban por donde “raspar” al puntero en las encuestas. No sé usted, pero cómo responder a la provocación, al embate, a la frase malintencionada, cargada de ironía y de mala fe. AMLO, lo hizo a su modo. De por sí, los sureños, aún más los veracruzanos y tabasqueños suelen ser respondones ante la más mínima provocación, explosivos, sin más. Quizá hasta irreflexivos. Nos hierve la sangre ante el perjurio y la falsedad, la ofensa o la maldad. Saber que el otro está mintiendo y quedarse callado es digno de aplaudir y no caer ante la provocación es cosa de admirarse.

 

Sin duda, en líneas concluyentes, considero que el único que puede tener un plan de gobierno y demostrar que cuenta con la experiencia es el natural de Macuspana.  AMLO, como jefe de gobierno, demostró en los hechos bajar los índices de la delincuencia con un auténtico plan de seguridad, en la ciudad más poblada del mundo. Iniciar con su conferencia de prensa matutina y recibir el reporte policial de lo sucedido durante la noche. Reinventar el Zócalo como un lugar de esparcimiento familiar y arrebatárselo a los que se habían adueñado de él. Y quizá, lo que más me llama la atención, es que con toda la inteligencia militar y fiscal el gobierno aún no ha dado con algo auténticamente cierto.

 

Seguro que los detractores y anti-AMLO dirán lo contrario. “Sí eso es ser populista que me apunten en la lista”.

 

El pony, Rodríguez, antes el Bronco, “brilló”  por su elocuencia y su sapiencia. No salía de la muletilla: “Como dice Margarita”.

 

Sólo quiero advertir que si el debate cambió la intención de tu voto en contra de AMLO el gobierno y su sistema anacrónico, junto con las familias gobernantes —2,623 familias— son las que gobiernan a nuestro país, el sistema logró su objetivo.

 

Y sí, si me gustaría, como dicen de AMLO, regresar al pasado: cuando se transitaba con tranquilidad por todas las carreteras de México, cuando me alcanzaba para comprar un poco más de despensa, un poco más de gasolina.

 

Considero que los ciudadanos esperamos un cambio verdadero. Aquello del desarrollo es posible. Empecemos para que la gasolina se despache completa, que todo lo sometido a la báscula y su peso, sea realmente lo que me cobren en cajas. Y que la administración pública del erario, de los dineros del pueblo, sea realmente el apegado a la justicia y al derecho. No tengamos miedo al cambio. El cambio puede doler. Ejemplos hay muchos. Singapur es uno de ellos. Empecemos. Reflexiona tu voto. No lo desperdicies en el bote de basura, en la urna de los llamados independientes.

 

Para concluir, le deseo todo el éxito a TRANSFORMEMOS. El renacimiento de un Partido que le apuesta y se arriesga por el cambio, alejándose de todo aquello que suene a HUGO E. FLORES, quien con triquiñuelas y embustes se apoderó de una de las instituciones más nobles del que pueda mencionar, el PES.

 

El Partido Encuentro Social, forjada y formada en Baja California, recorrió el país tendiendo las redes para captar entre sus adeptos a ciudadanos de buena voluntad. Desafortunadamente la buena fe y lo bienintencionado de sus fundadores lo llevó a poner, la esencia del partido, al partido mismo, en manos de políticos profesionales y rapaces.

 

Al Partido Encuentro Social le sucedió lo que a un amigo, que obrando de buena fe, asistieron a una familia en situación de vulnerabilidad en su propio hogar, le dieron techo, cobijo y comida. Mi amigo perdió la seguridad de su casa, y tuvo que deambular, pasar las de Dios es Padre. Aún no se reponen de su obra de buena fe. La necesidad los obligó a cambiar. Se transformaron. Así el PESBC se convirtió en TRANSFORMEMOS. Enhorabuena.

 

Brindemos esperanzas. Que el hambriento pueda tener pan a su alcance. Que al sediento de justicia se le enjuaguen sus lágrimas. Que al oprimido se le brinde la libertad. Al trabajador y al que se afana cuente con un descanso. No es un plan de gobierno, son las aspiraciones mínimas del hombre a lo largo de su historia.

Comentarios
Cargando...
Open chat