Continúa el problema de la crianza ilegal de mascotas

0

Los principales factores por los que existe sobrepoblación de animales de compañía son la poca cultura sobre tenencia responsable.

Según estudios realizados por la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootécnia de la UNAM, en México existen alrededor de 12 millones de perros viviendo en situación de calle, y aunque las cifras no son exactas, se calcula que en nuestro país 7 de cada 10 perros carecen de un hogar, condición que los obliga a enfrentar condiciones muy difíciles y experimentar una muerte cruel ya sea por atropellamiento o por enfermedades que derivan de una pobre calidad de vida.

Pero ¿qué provoca la sobrepoblación?

Los principales factores por los que existe sobrepoblación de animales de compañía son la poca cultura sobre tenencia responsable (especialmente que las personas no esterilizan a sus mascotas) y la crianza y compra/venta ilegal de animales de compañía.

Sobre esto último, hay estudiosos del tema que comparan este hecho con “abrir la llave del agua y dejarla correr” pues mientras por un lado la Sociedad Civil realiza esfuerzos sobrehumanos por acercar campañas de esterilización a bajo costo y concientizar a la población sobre la problemática que genera la sobrepoblación, esto nunca será suficiente.

La reproducción indiscriminada de animales hace que sigan existiendo cada vez más perros, que a su vez serán reproducidos, pues carecemos de una cultura de cuidado a nuestras mascotas y de autoridades que pongan orden en este aspecto, lo que nos lleva al círculo interminable de la sobrepoblación.

Basta con entrar a cualesquier página de ventas en Facebook para darse cuenta de la poca conciencia de personas que lucran con la vida de las mascotas, sin importarles si quienes compran a estos animales serán capaces de brindarles los cuidados y el amor que necesitan.

Aún con la entrada en vigor del Reglamento de Cuidado y Protección de Animales Domésticos para nuestro Municipio, crían perros en los patios traseros de sus casas para después venderlos al primero que se presente con dinero en mano.

Hay quienes aseguran que cuando la oferta supera la demanda como en el caso de los pitbulls, los animales son regalados sin importar cuál será su destino.

En nuestro Municipio, la venta de animales en vía pública está prohibida. De igual forma, se establecen una serie de requerimientos para la crianza y comercialización de animales bajo las cuales se pretende asegurar el bienestar de los mismos que son objeto de venta, entre ellos se requiere contar con un espacio adecuado, licencias y permisos, la atención de un Médico Veterinario adscrito, etc. Quien quiera que no esté cumpliendo y se dedique a la comercialización de animales, está incurriendo en faltas al Reglamento que le puede causar multas y el decomiso, solo falta que la autoridad “se ponga las pilas” como coloquialemnte se dice, sobre este aspecto.

La mayoría de las personas cuando compran un animal, lo hacen con las mejores intenciones, pero no lo hacen de forma razonada. Pasados los meses, cuando se dan cuenta de los cuidados que implica tener un animal de compañía, muchas veces pierden el interés y lo más fácil para ellos es echarlo a la calle o simplemente desentenderse de él.

He aquí la principal razón por la cual, quien se haya dado una vuelta por el Centro Antirrábico Municipal se habrá dado cuenta de que todo el tiempo encuentras perros “de raza”, recientemente los pitbulls son muy comunes, producto de la venta a personas no aptas ni responsables de los cuidado que conlleva la tenencia de un perro de estas características.

Mientras que en el vecino Estado de California se aprueban leyes que prohíben a los establecimientos vender animales que no provengan de un Albergue o Asociación Protectora de Animales, y en países como Alemania donde es necesario someterse a distintos exámenes psicológicos, recibir formación específica y hasta el pago de un impuesto anual para acreditar la tenencia de una mascota, en México se sigue apostando a la práctica institucionalizada, retrógrada e inmoral de matar seres inocentes en los cientos de Centros de Control Animal que existen en el país.

Contribución Renee Rincón.

Comentarios
Cargando...
Open chat