Hospital General brindó información para evitar hipertensión

0

Tijuana.- Ante las múltiples complicaciones a la salud que pueden derivarse del descontrol de la presión arterial, especialistas del servicio de Medicina Interna del Hospital General de Tijuana (HGT) recomendaron a la población a mantener una supervisión constante de dichos niveles en el hogar, o bien, en su unidad de salud.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la presión arterial se refiere a la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias al ser bombeada por el corazón. Esta se mide en milímetros de mercurio (mm Hg) y se compone por dos cifras, que refieren a la presión ejercida en el momento en que el corazón se contrae (presión arterial sistólica) y la presión ejercida al momento en que el corazón se relaja (presión arterial diastólica). 

Cuando los niveles de la presión arterial se elevan, significa que el corazón se está esforzando más en bombear la sangre. Si esta condición es persistente, a lo que se conoce como hipertensión arterial, y no se controla a tiempo, puede generar graves problemas de salud e incluso ocasionar la muerte, informaron los médicos de la unidad.  

Entre las complicaciones potencialmente incapacitantes y mortales relacionadas a la hipertensión arterial se encuentran el evento vascular cerebral, también conocido como embolia o infarto cerebral, insuficiencia renal crónica, así como el infarto agudo al miocardio. 

Para disminuir el riesgo de desarrollar hipertensión arterial y por consecuencia estos eventos graves, los médicos del HGT emitieron las siguientes recomendaciones: Disminuir el consumo de sal; realizar actividad física diariamente (por lo menos 30 minutos al día); evitar la ingesta de bebidas alcohólicas; acudir con su médico familiar de manera periódica y supervisar los niveles de presión arterial por lo menos una vez al año, recordando que la tensión arterial sistólica no debe superar los 140 mm Hg y la tensión diastólica no se debe elevar de los 90 mm Hg.  

En caso de tener el diagnóstico de esta enfermedad crónico-degenerativa, recomendaron mantenerse en un peso adecuado con el apoyo de una alimentación sana y la actividad física que su médico sugiera, seguir el tratamiento con disciplina, medirse la presión arterial de manera regular y evitar el consumo de sustancias tóxicas, como el alcohol y tabaco. 

Aseguraron que, la medición de la presión arterial debe realizarse de manera adecuada, ya que, una lectura inexacta puede generar un diagnóstico incorrecto o bien, la ausencia del mismo. 

“Para medir la presión arterial se recomienda contar con un dispositivo semi-automático o automático que cumpla  con las normas internacionales. Previo a la  medición de la presión arterial, la persona debe estar en reposo durante cinco minutos -sentado (con los pies en el piso y la espalda recta, apoyada en el respaldo), en silencio, en un ambiente neutro preferentemente y sin el uso de dispositivos electrónicos. Se debe evitar el consumo de café, té o tabaco, por lo menos con un rango de 30 minutos antes de la medición”, expresaron. 

La toma -que también debe hacerse en silencio- debe realizarse en ambos brazos y, al cabo de un minuto, repetirla tres veces más en aquella extremidad que manifestó la lectura más alta. Una vez obtenidos los resultados, se debe sacar el promedio de las tres lecturas, y ese será el que registrará en una libreta, junto con la frecuencia cardiaca, fecha, edad y hora. 

En el caso de utilizar un dispositivo semi-automático, recomendaron utilizar el tamaño correcto del brazalete, asegurándose de que haya un espacio de “dos dedos” entre la piel y el equipo. 

Por último, los médicos internistas del HGT, hicieron hincapié en llevar una supervisión periódica de su salud con el médico familiar, quien le podrá orientar sobre este proceso de medición y detección oportuna, recordando que la alta presión puede ser reversible y controlable.

Comentarios
Cargando...
Open chat