Desde Chapultepec||Joatam de Basabe

0

 

De los cobros de Fisamex

Más de mil 500 millones de pesos han sido cobrados por parte del Gobierno del Estado a los empresarios de Baja California, por medio de una empresa conocida como Fisamex, misma que se lleva el 20 por ciento de comisión en cada cobro, es decir que, a la fecha, ha obtenido ganancias por más de 300 millones de pesos.

Fue más o menos a la par de la llegada de la pandemia a esta región del país, cuando el gobernador del estado, Jaime Bonilla Valdez, tomó la decisión de comenzar la cacería de empresas a las que llamó de manera despectiva “aguachicoleras”, por presuntamente guardar adeudos con las comisiones estatales de servicios públicos, en los distintos municipios de la entidad.

Por lo tanto, en menos de un año y en medio de la pandemia, Fisamex ha registrado ganancias millonarias a costa de “tronar” a las empresas en el peor momento, so pretexto de ser deudoras, en una especie de extorsión en la que se les amenaza con cortarles los servicios de agua y/o drenaje si no pagan la cantidad señalada.

Hay muchísimo que se podría decir de Fisamex, comenzando por su dueño, que fue captado consumiendo cantidades industriales de cocaína, sin embargo, no soy partidario de estigmatizar a las personas por sus consumos. Se podría hablar de sus empleados que llegan como hampones, con aires de impunidad a amenazar a los empresarios, pero ese no es el mayor de los problemas. Se podría señalar que el dinero que se ha cobrado regresará a los empresarios con todo e intereses al ganar los juicios, pero sería adelantarnos a los hechos.

Se podría mencionar que no se ha hecho casi nada de beneficio tangente para la sociedad con los cientos de millones obtenidos, pero habría quien refutara de inmediato mostrando cifras alegres de las inversiones que se han hecho. Se podría decir que las empresas que se han contratado para hacer obras con ese dinero “mal habido” son del gobernador o sus compadres, pero pedirían pruebas, aunque sea un secreto a voces. Entonces dejaremos todo eso del lado. Más allá de mi parecer está la ley.

El Código Penal Federal, en su Libro Segundo, Título Décimo, denominado Delitos por Hechos de Corrupción, Capítulo VI, señala que la Concusión es un delito que comete “el servidor público que con el carácter de tal y a título de impuesto o contribución, recargo, renta, rédito, salario o emolumento, exija, por sí o por medio de otro, dinero, valores, servicios o cualquiera otra cosa que sepa no ser debida, o en mayor cantidad que la señalada por la Ley”.

Y que “al que cometa el delito de concusión se le impondrán las siguientes sanciones: cuando la cantidad o el valor de lo exigido indebidamente no exceda del equivalente de quinientos días de Unidades de Medida y Actualización en el momento de cometerse el delito, o no sea valuable, se impondrán de tres meses a dos años de prisión y de treinta a cien días multa.

“Cuando la cantidad o el valor de lo exigido indebidamente exceda de quinientos días de Unidades de Medida y Actualización en el momento de cometerse el delito, se impondrán de dos a doce años de prisión y de cien a ciento cincuenta días multa”.

Me ha tocado hablar con empresarios y con abogados de empresarios, que aseguran haber sido víctimas de este ilícito, ya que les han cobrado cantidades estratosféricas sin poder demostrar de manera fehaciente los supuestos adeudos, sin embargo, por temor al corte del servicio o mayores represalias, han tenido que pagar.

Uno de los casos de mayor controversia en Ensenada fue el del hotel Estero Beach, propiedad del senador Gerardo Novelo (quien dicho sea de paso, es el suplente de Jaime Bonilla en el Senado, con quien terminó enemistado), empresa a la que le achacaron una deuda de 137 millones de pesos, a pesar de no tener servicios contratados con la Cespe, ni para descargas ni para suministro de agua, ya que tienen su propio pozo de agua y sistema de tratamiento, mismo que opera en regla según la concesión otorgada por la Comisión Nacional del Agua.

¿Se podría decir entonces que Fisamex es una empresa de enriquecimiento ilícito, de golpeteo político, de extorsión, que atenta contra la economía de la región, y que beneficia sólo a unos cuantos? Se lo dejo a usted de tarea.

*Joatam de Basabe es comunicólogo y periodista, con más de una década de trayectoria en los medios de comunicación (radio, periódico, televisión e Internet). Actualmente es secretario de la Asociación de Periodistas de Ensenada y reportero de Televisa Californias.

 

Comentarios
Cargando...
Open chat